Identity

noviembre 8th, 2009

La gran mayoría de los artistas de los nuevos medios utilizan la Red como instrumento que les sirve para analizar la creación y la percepción de la identidad. Internet posibilita al creador inventarse de un modo muy sencillo una personalidad nueva y ficticia, para ello basta con configurar una cuenta de correo o una página Web. Edad, sexo, raza, nacionalidad y orientación sexual, ahora todo puede ser inventado, contradiciendo la idea de que el producto del artista – la obra de arte – es una manifestación auténtica de la identidad de su progenitor.identidad Por ejemplo en el proyecto net art Mouchette.org, su creadora finge ser una niña treceañera llamada Mouchette, revelando la elasticidad y vacilación de la identidad en la Red. Poco a poco, mientras se navega por la página, se da uno cuenta de que el personaje juvenil es una ficción. Aunque la idea de que detrás del proyecto existe realmente ese personaje, una niña llamada Mouchette, sigue siendo convincente.  Todavía hoy no se sabe la verdadera identidad del responsable o responsables de esta obra.

Hay quien prefiere enfocar estas cuestiones de un modo más directo como el Brandon de Shu Lea Cheang, que indaga la historia real de Teena Brandon, una muchacha violada y asesinada por hacerse pasar por hombre. Otro buen ejemplo de ello es Bindigirl (1999), donde Prema Murthy se representa a sí misma como chica de calendario hindú, criticando así a la industria pornográfica de Internet y de la orientación propia que está tomando la pornografía asiática.

Existen colectivos artísticos como Mongrel que se ocupan sobre el tema de la  identidad y, este colectivo  en particular, profundiza en el aspecto racial en numerosos proyectos, de los que podemos destacar Uncomfortable Proximity (2000). En este trabajo, Harwood, uno de los miembros del colectivo, alteró imágenes de la página web de la Tate Britain, que es uno de los ilustros museos de arte de Gran Bretaña. Creó unas composiciones en las que combinó  trozos de imágenes de pintores ingleses como Thomas Gaínsborough, William Hogarth y Joshua Reynolds con pedazos de retratos de sus amigos y parientes para crear una visión propia de la historia del arte y, a través de este procedimiento, maquinar una versión alternativa de la identidad inglesa.


2 Responses to “Identity”

  1. enesci on noviembre 8, 2009 18:51

    Ninguna identidad es estable. Todos vamos cambiando, transformándonos a medida que avanza el tiempo. Sin embargo, esta transformación personal no goza de completa libertad. Nuestras vivencias previas guían, en gran medida, la manera en que nuestra identidad se irá modelando. Esto responde a la necesidad de dar una cierta coherencia a nuestros actos pasados y futuros.
    Ahora bien, la posibilidad que la Red tiene para constituirse en el “universo del anonimato”, rompe con esta necesidad de coherencia. No hay ningún “yo” anterior o posterior. Aquí, las posibilidades de reinventarse a uno mismo son infinitas. Uno es quién quiere ser en cada momento; uno puede expresar lo que quiera en cada momento.

  2. laiseri on noviembre 11, 2009 22:15

    Crear una identitat és altra forma d’art, no us sembla? Una compossició plasmada a la xarxa, amb uns records ficticis, unes opinions estudiades, unes reaccions controlades… L’escriptor d’un blog que es fa passar per una nena no s’allunya tant de l’escriptor clàssic que pren la veu a diferents personatges. És inevitable que, d’una manera o altra, en deixe una empremta personal. De fet, els estudis mostren que per moltes possibilitats que tinguem a l’hora de representar-nos a través d’un avatar, aquest sol mantindre semblances físiques. Felicitats pel bloc!

Comments RSS

Leave a Reply

Name (required)

Email (required)

Web

Speak your mind


¡IMPORTANTE! Responde a la pregunta: ¿Cuál es el valor de 5 3 ?