El hacker

Enero 4th, 2010

En la prensa generalista, las películas de Hollywood y otros medios populares, los hackers o piratas informáticos aparecen por regla general como genios adolescentes que acceden a ordenadores ajenos para robar información o con simple ánimo destructivo. Esta imagen se corresponde sólo  en parte con la realidad. Dentro del mundillo informático, este tipo de ataques recibe el nombre de cracking y por lo general está mal visto. Según Brian Harvey, experto en ciencia computacional, el hacker es “alguien que vive y respira informática, que lo sabe todo de ordenadores, que consigue que su ordenador haga todo lo que él quiere. Tanto o más importante […] es la actitud del hacker. La programación debe de ser una afición, no una actividad remunerada ni lucrativa. El hacker es un esteta”. En opinión de Harvey, un hacker tiene más de artista que de delincuente.

Pese a que algunos emplean sus conocimientos con intención dolorosa, existe en la comunidad de hackers un código de comportamiento, una ética que defiende que compartir información es el mayor bien de todos, y que los hackers deben contribuir al progreso en su campo de actividades creando software de   codigo abierto y permitiendo el acceso a la información y a los recursos informáticos.

COMPOSE, el secreto de la composición musical

Diciembre 29th, 2009

Los pentagramas, las corcheas y las fusas se han pasado de moda en el terreno de la composición musical. Es decir, aún son el lenguaje esencial cuando hay que crear las melodías pero ya no es necesario tomar lápiz y papel para dibujar los acordes. ¡El milagro existe! Han diseñado un sistema alternativo que facilita la tarea de transcribir en notas las canciones que componemos a fuerza de inspiración.

El cuarteto formado por Ouyang Xi, He Binbin, Zeng Li y Li Bo ha creado Compose, un dispositivo basado en un lápiz que actúa como un micrófono. El usuario sólo debe cantar en el micrófono y posar el lápiz en el orificio. Al registrar el contacto en el papel digital aparecerán las armonías vocales transcritas de forma automática en la pantalla.

Otra opción es escribir directamente en la pantalla pero para eso es necesario ciertos conocimientos musicales. Así que este dispositivo facilita el trabajo a los profesionales y a los principiante. Además, viene con archivos orquestales para escuchar y disfrutar.

compose

Intervenciones

Diciembre 13th, 2009

Para muchos artistas de los nuevos medios, Internet no es solo un medio, sino también un foro en el que intervenir artísticamente, un espacio público de libre acceso, similar a las plazas y aceras de las ciudades, donde la gente conversa, negocia o simplemente pasea. Parte del atractivo de este espacio es que se aleja del binomio museo-galeria y ofrece al artista el acceso a un público más amplioy no tan versado en cuestiones artísticas. En Velvet-Strike, por ejemplo, Anne Marie Schleiner, Joan Leandre y Brody Condon sincronizaron actuaciones dentro de Counter-Strike, un popular juego en red en el que los jugadores combaten en escenarios urbanos. El público de Velvet-Strike incluye tanto a miembros de la comunidad artística internacional de los nuevos medios como jugadores de Counter-Strike, muchos de los cuales  vieron con os ojos la intervención, en la que se manipulababa los personajes del juego para que actuasen de forma  no violenta en lugar de participar en el conflicto.
014Muchos artistas han aprovechado eBay, enorme casa de subastas on-line, para poner en venta cosas inusuales. En 2000, Michael Daines, que por entonces contaba con 16 años y estudiaba en un instituto de Calgary, intentó vender su cuerpo anunciándolo dentro de la categoría de esculturas. Al considerar el propio cuerpo como objeto escultórico ,el proyecto evoca la obra de Eleanor Antin, Chris Burden & George y ortros artistas  de performance que se han valido de sus cuerpos como medio para sus obra. Un año despues, y también en eBay, Keith Obadike sacó su identidad racial afroamericana a subasta en Blackness for Sale (2001), en clara referencia a las subastas de esclavos de siglos anteriores.
Otros artistas de los nuevos medios intervienen en espacios públicos reales. En Pedestrian, Paul Kaiser y Shelley Eshkar proyectan animaciones generadas por ordenador sobre aceras y plazas urbanas. En BorderXing, Heath Buntingy Kayle Brandon documentan sus intentos de cruzar ilegalmente fronteras internacionales y publican luego fotografías digitales y entradas de sus diarios en una página Web. Vertex Project (1995-2000), de Torolab, propone crear un puente peatonal sobre la frontera que separa San Diego y Tijuana. Dotado de pantallas gigantes del tamaño de vallas publicitarias, el puente serviría como galería pública para imágenes, textos y otros medios presentados mediante un ordenador situado en las crecanías.

El Libro Digital

Diciembre 10th, 2009

¿Podrían los amantes de los libros estar por fin dispuestos a cambiar del papel a los píxeles? Durante una década, los consumidores prácticamente hicieron caso omiso de los aparatos digitales de lectura, que a menudo eran difíciles de usar y ofrecían pocas obras populares para leer. Pero últimamente, en parte debido a la popularidad del dispositivo inalámbrico Kindle de Amazon.com, el libro electrónico empieza a imponerse.

El Kindle, un aparato delgado y blanco que cuesta 280 euros, tiene aproximadamente el tamaño de un libro en rústica y salió al mercado el año pasado. Aunque Amazon se niega a hacer públicas sus cifras de ventas, el Kindle ha hecho al menos honor a su nombre [en inglés significa despertar, encender] al crear un amplio interés por los libros digitales.

La escasez está haciendo sitio a Sony, que se embarcó en una intensa campaña de publicidad para su aparato Reader cuando los consumidores estaban comprando los regalos este diciembre. El aumento de la competencia puede representar la madurez de la idea de leer textos más largos en un aparato digital portátil. “Se tiene la idea de que los libros electrónicos tienen 10 años de existencia y no han cuajado”, comenta Steve Haber, presidente de la sección de lectura digital de Sony. “Pero ahora está ocurriendo. Realmente empiezan a despegar”. Amazon eclipsó los esfuerzos de Sony. Pero esta última inició en diciembre una promoción relámpago en aeropuertos, estaciones y librerías, con el ambicioso objetivo de demostrar personalmente el Reader a dos millones de personas.

libro

Es difícil cuantificar el éxito del Kindle, porque Amazon se niega a publicar cuántos ha vendido y los cálculos de los analistas varían. Peter Hildick-Smith, presidente del Grupo Codex, empresa de investigación del mercado de libros, cree que Amazon había vendido 260.000 unidades hasta comienzos de octubre, antes del empujón de Winfrey. Otros creen que el número podría ascender al millón. Por el momento, editoriales como HarperCollins, Random House y Simon&Schuster dicen que las ventas de libros electrónicos para cualquier aparato -incluidas las simples descargas en ordenadores- constituyen menos del 1% de las ventas totales de libros. Pero hay señales de que están creciendo. Según las editoriales, las ventas de libros digitales se triplicaron o cuadruplicaron el año pasado.

Puede que el empujón a los libros electrónicos más pasado por alto este año procediese del iPhone de Apple. Se han creado varios programas de lectura de libros electrónicos para este aparato, y al menos dos de ellos, Stanza de LexCycle y eReader de Fictionwise, se han descargado más de 600.000 veces. Otra empresa, Scroll Motion, anunciaba recientemente que empezará a vender libros electrónicos para el iPhone de grandes editoriales como Simon & Schuster, Random House y Penguin.

Todas estas empresas explican que están adaptando sus programas a otros tipos de teléfonos inteligentes, como las BlackBerry. Las editoriales consideran que estas aplicaciones del iPhone ya están empezando a generar casi tantas ventas de libros digitales como el Reader de Sony, aunque todavía van a la zaga del Kindle.

Se espera que Amazon y Sony introduzcan nuevas versiones de sus lectores este año, y, concretamente, que el nuevo Kindle tenga un diseño más ligero y un microprocesador mejor, que permita pasar las páginas con más rapidez.

Mary Ann van Hengel, de 51 años, diseñadora gráfica de Croton-on-Hudson, un barrio residencial de Nueva York, criticó en una ocasión a los lectores de libros electrónicos en su club de lectura. Pero se ha aficionado al Kindle que su marido le regaló este otoño, poco después de la recomendación de Winfrey.

Van Hengel afirma que el Kindle la ha llevado a comprar más libros de los que normalmente compraría impresos.

Parodia Corporativa

Diciembre 4th, 2009

Gracias a Internet, una pequeña librería por catálogo como Amazon.com se convirtió en una empresa gigantesca; gracias también a la Red, los blogueros pueden competir con las principales agencias de noticias como fuente de información y de opinión. Internet permite también gracias a algunos artistas producir entornos en red que imitan de forma convincente la estética y retórica de las grandes multinacionales, así como sus logotipos, nombres registrados y esloganes.
En Airworld (1999), por ejemplo, Jennifer y Kevin McCoy crearon una multinacional de pega con logotipo, página web y uniformes. Programaron un  software bVOGUE_2ot que rastreara la Red en buca de jerga empresarial y emplearon el texto hallado como relleno para sus emisiones radiofónicas on-line. Los artistas samplearon asimismo imágenes de cámaras de seguridad y convencieron a una empresa de publicidad on-line para que donase miles de banners publicitarios con los que promocionar la página y la marca Airworld.
El polifacético artista Miltos Manetas contrató los servicios de Lexicon Branding, la empresa que inventó marcas registradas como powerbook y pentium, para que acuñase un término con el que «describir  una nueva forma teórica, artística, arquitectónica, musical y de estilo de vida influida por los ordenadores». De entre las propuesas de Lexicon, Manetas optó por «Neen» y anunció su decisión en una rueda de prensa en la Gagosian Gallery de Nueva York. El colectivo artístico ®™mrak ha desarrollado páginas web y organizado farsas y actividades en las que a través de la emulación se critica la cultura empresarial.