Universidad Online

diciembre 11th, 2009

Hace décadas, cuando hablábamos de la educación a distancia nos referíamos a aquellos cursos por correspondencia, que enviaban la materia por fascículos. Se iban amontonando en un rincón y a menudo se convertían en una parte más del mobiliario.

En la actualidad, el concepto de formación a distancia ha dado un giro completo, en donde el papel ya no tiene cabida. Hoy la educación a distancia ha adoptado el sello de “virtual” y ofrece muchas más alternativas y posibilidades que la convencional. El desarrollo de las nuevas tecnologías ha supuesto un enorme impulso y ha multiplicado las posibilidades y los métodos de enseñanza.

Educación a distancia, formació online, aprendizaje virtual, educación en red, e-learning, etc. Hay multitud de expresiones para hacer referencia a ello, pero todos llevan implícito un concepto: la interactividad.

Las herramientas son infinitas, la red ofrece múltiples posibilidades tanto en los métodos de aprendizaje como en la comunicación entre profesores y alumnos. La ausencia de fronteras hace que la relación entre ambos sea mucho más fluida y facilita el hecho de compartir conocimientos. Hace posible la comunicación entre personas de todo el mundo y diversifica conocimientos. Antiguamente el maestro era el poseedor de conocimientos y los alumnos podían completar sus enseñanzas en las bibliotecas; ahora el profesor es un mero guía del aprendizaje, pues sus alumnos pueden compartir y completar sus conocimientos con información de fuentes de todo el mundo, tan sólo a un click de distancia. Esto también supone una ventaja para las escuelas y universidades, que pueden ampliar su ámbito de difusión y romper las barreras de distancia que la formación convencional no podía saltarse. Pero en la formación a distancia no todo son ventajas ya que el hecho de tener una plataforma on line hace que a menudo no se tenga en cuenta que también es necesario realizar un seguimiento de las necesidades del alumnado.

Los centros de enseñanza se están adaptando poco a poco al aprendizaje online. La mayoría de las Universidades no se complementan con enseñanza e-learning, sino que se limitan a dotar la asignatura de una web en la que los alumnos pueden consultar la materia o exponer las dudas a sus tutores. Sin embargo, el e-learning, es mucho más que eso: es el aprendizaje a través del uso de las TIC, es el uso de todo el poder que ofrece la red: contenidos interactivos, videoconferencias… Elementos que permiten romper las barreras de la distancia y el tiempo.

Aunque hay Universidades que imparten asignaturas de forma completamente online, los teóricos coinciden en señalar que todavía no existe ningún centro de universidad “virtual” pura. Esta es la conclusión a la que han llegado rectores de todo el mundo tras haber debatido recientemente en una reunión convocada en Barcelona por International Council for Open and Distance Education (ICDE).

uni